in

Le dieron arroz a un viejito ambulante pero con croquetas de perro.

Un joven fue el que se dio cuenta de los hechos realizados a un viejito habitante  y menciono:“Es triste mirar cómo nos tratamos”.

Por fortuna, la historia tuvo final feliz.

Síguenos en Google News como tu fuente de Noticias

Un viejito quien es habita las calles en Quintana Roo, México, fue enga ñado de una manera que genera indignación a muchas personas que se enteraron de este caso.

Pues le ofrecieron un arroz y el de una manera muy contenta lo recibió pues las circunstancias lo ameritaban.

Lee también: Jessi aprovecho las risas del sudado de Paola Jara y le pidió matrimonio.

Pero este contenía croquetas para perro.

Un joven de la ciudad de Chetumal identificado como Elian Cruz, se dio cuenta de lo que le hicieron a este viejito y quiso hacer la acusación por medio de las redes sociales.

Por eso el joven redacto:

“Hoy me encontré a un viejito ambulante, sentado afuera de mi vivienda, solicitando un pedazo de pan para acompañar la ‘comida’ que alguien le había entregado”.

Luego de esto el joven continuo narrando lo sucedido con este señor:

 “Se me hace una verdadera falta de respeto que gente tan desagra dable haga este clase de cosas. Darle un plato con croquetas y arroz a un señor . Para mí es sinónimo de bur la y de gente sin formación”.

El joven Elian Cruz indico que había compartido lo que encontró con él viejito con el único fin de  “abrir corazones y alentar la moral”.

Y pues claramente no fue una mala idea y este viejito e tuvo una historia con final feliz.

Lee también: Este sería el costo de la vacuna contra de el Covid-19

Esto debido a que decenas de individuos donaron plata, víveres, cobijas y componentes de aseo para don José.

Ante el hecho el joven Elian Cruz quien tuvo la idea de iniciar esta iniciativa en pro del señor hizo una pequeña reflexión y dijo:

“Estoy bastante agradecido con todos ustedes, tenemos conocimiento de que la situación no es la óptima para poder estar gastando de más, pero además fueron lo suficientemente empáticos y demostraron que la sociedad Chetumaleña es única y unida”.

Por recibir chocolatina, gobernador de Antioquia se contagió.

Colombiano se ganó ‘minuto feliz’ y lleno el carro con licor.