in

“un trabajo basura” es la Medicina, dice Salud Hernández en la revista semana

La crítica situación de los médicos, con sobrecarga de trabajo, maltrato y hasta amenazas, lo vuelve un un trabajo basura según la columnista de la revista semana.

Desde cuando empezó la pandemia del coronavirus, los médicos de todo el planeta se ubicaron en la primera línea para combatir el mal. Estos serían los primeros Colombianos en recibir la vacuna del COVID-19.

Son muchos los que se han contagiado, otros tantos han perdido la vida y considerablemente más han recibido aun maltratos y discriminación, a pesar de que, si no fuese por ellos, habría considerablemente más vidas perdidas, de las que, por poner un ejemplo, se reportaron este sábado en Colombia: trescientos noventa y seis muertes y quince y quinientos cincuenta y uno contagios, según las cifras del Ministerio de Salud.

A todo esto, se aúnan, por poner un ejemplo, comentarios como los del narrador deportivo Javier Fernández, que afirmó que “algunos médicos semeja que no estuviesen interesadísimos en que las personas se curen veloz, sino que están interesados en los treinta millones que les llegan a los hospitales”, lo que provocó inmediatamente el rechazo del Instituto Médico Colombiano y de múltiples ámbitos de la sociedad.

Este conjunto se situaciones son las que, sin que las miente muy puntualmente, hacen que Salud Hernández invite a los jóvenes que están escogiendo carrera a que no estudien medicina. “Lo suyo se volvió un trabajo-basura. Mucha palmadita en la espalda, mil gracias, gracias, mas en el momento de la verdad, la sociedad les da una patada”, escribe en Semana.

El cuadro que pinta es lamentable. “En estos tiempos de pandemia, sus condiciones de trabajo se volvieron considerablemente más sacrificadas. Viven extenuados, agobiados, agotados mentalmente y aburridos”. En este sentido, aún se recuerda el caso del médico que se encadenó por el hecho de que no le habían pagado más de diez millones de pesos de salario.

“Ante ese paisaje desolador, más de uno podría preguntarse si vale la pena estudiar Medicina el día de hoy en Colombia”, llama la atención la columnista, y asimismo advierte que “sin una vocación de monja y un espíritu de mártir asceta”, es mejor abstenerse de gastar “más de cien millones para conseguir un título que da el derecho a que te maltraten”.

Pero son más las que Hernández llama “pinceladas de un cuadro siniestro” de la medicina en Colombia: relaciona asimismo el hecho de que las plazas para estudiar esa carrera prosiguen siendo pocas “por no existir la infraestructura suficiente”, sumado a que “no todos y cada uno de los procesos de selección de estudiantes de especialización son limpios”.

Y si se estima que médicos colombianos cruzan la frontera para ir a Brasil a vacunarse contra el coronavirus, se redondea la idea de que su situación en Colombia no es la mejor.

La mirada de Hernández sobre la situación de la medicina en Colombia, una forma descarnada de poner en patentiza lo que viven esos profesionales, conduce necesariamente a un dilema: ¿si se desestimula el estudio de esa disciplina, y si, de hecho, los jóvenes comienzan a mirarla con falta de confianza, qué profesionales atenderán no solo a los pacientes de coronavirus (que proseguirá habiendo), sino más bien a el resto enfermos en el país?

Síguenos en Google News como tu fuente de Noticias

cuarentena

En plena cuarentena Irresponsables amanecieron de farra en Chapinero.

Rodríguez Orejuela

Hermanos Rodríguez Orejuela tienen COVID-19 y piden tener su deceso en Colombia