in

«No tengo qué darles de comer a mis hijos»: enfermera llora tras 4 meses sin sueldo

La enfermera llora tras 4 meses sin sueldo y lo denunció, con 3 compañeras, que en el centro de salud en el que trabajan, en Chocó, les deben sueldos, vacaciones y hasta los recargos nocturnos.

Las 4 mujeres hicieron pública su protesta a través de un vídeo que publicó el médico cirujano Camilo Prieto, en sus redes sociales, en el que denuncian la alarmante coyuntura económica que encaran múltiples enfermeras del centro de salud San Francisco de Agarráis, en Quibdó.

Enfermera llora tras 4 meses sin sueldo

“No tengo qué darles de comer a mis 2 hijos. Soy madre cabeza de hogar… francamente solicito una ayuda, por favor”, afirma la mujer en la mitad del lloro, puesto que asegura que le adeudan “4 meses de sueldo, 2 periodos vacacionales, retroactivos y recargos nocturnos”.

“Estamos al filo de un colapso”, afirma otra de las trabajadoras de la salud, y cuenta que las deudas las “tienen hasta el cuello” y que no han podido abonar sus arriendos.

“El apetito no da espera… estamos al filo de una locura”, asevera otra enfermera, realidad con la que coincide una compañera que asegura que tiene 2 hijas pequeñas que solo dependen de ella.

El médico Camilo Prieto califica esta situación como “cruel y también indignante”, puesto que afirma que “estas son las voces de las enfermeras chocoanas que exponen sus vidas” en la mitad de la pandemia de COVID-diecinueve.

Hospital San Francisco de Asís, en crisis por abandono y corrupción

El profesional hizo un llamado “urgente” a los ministerios de Salud y de Trabajo a fin de que atiendan estas protestas agobiadas de las enfermeras, puesto que el centro de salud San Francisco de Agarráis atraviesa por una crisis que la Procuraduría viene alertando desde hace un par de semanas.

El organismo de control afirmó que este centro asistencial, como el Eduardo Santurrones (de Itsmina), San José (de Condoto) y San José (de Tadó), presentaban “mora en el pago” del servicio de energía y que la Empresa Distribuidora del Pacifico (Dispac S.A.) anunció que daría por “terminados los contratos” del suministro de energía.

Fue de ahí que que la Procuraduría aseguró, en un comunicado del cuatro de diciembre, que requirió a la compañía a fin de que “se abstenga” de concluir los contratos y que busque pactos de pago, puesto que el corte de energía “resultaría inconcebible en cualquier temporada, mas considerablemente más costosa y oprobiosa en la mitad de la urgencia sanitaria derivada de la pandemia por COVID-diecinueve, que ha coincidido con la crisis hospitalaria producido en el abandono gubernativo, la impagada deuda de las empresas de seguros con las compañías sociales del Estado y la corrupción”.

Síguenos en Google News como tu fuente de Noticias

‘4×4’, Tomás Uribe propone 4 horas de jornada laboral y aumentar salario

Los 5 peajes que habrá en la vía a Bucaramanga-Barrancabermeja